Ciudadanos alemanes construyen una valla alrededor de sus casas para mantenerse a salvo de la llegada incontrolada de refugiados


Preocupados por la próxima apertura de un centro de acogida para refugiados en Leipzig, los residentes de la zona decidieron construir una valla alrededor de su bloque de apartamentos. Algunos, sin embargo, se preguntan quién está cercando a quién, y si vale la pena.

Mientras algunos alemanes daban la bienvenida con los brazos abiertos al cerca de 1 millón de inmigrantes y refugiados que llegaron a su país en 2015, otros, no tan contentos con la política de puertas abiertas impuesta por Merkel, como el caso de los vecinos de Weissdornstrasse en Leipzig, han decidido coger al toro por los cuernos y han construido una valla de 1,63 metros de altura para mantener a los inmigrantes fuera de sus tranquilas vidas.



La apertura de un refugio para refugiados en el distrito de Grunau en Leipzig en marzo de 2017 ha generado mucha ansiedad entre los residentes del complejo. Más de 300 solicitantes de asilo se mudarán a una casa adyacente que ha permanecido vacía durante más de una década y que ahora, como por arte de magia, se está reformando a toda velocidad con un coste de 6 millones de euros.

La decisión de construir la barrera transparente de 20.000 euros se tomó durante una reunión de vecinos en verano. Pero ahora, una vez que el muro ha sido levantado, algunas de las 400 personas que viven en el complejo de apartamentos sienten que están atrapadas en un "ghetto". La inmigración descontrolada los ha encerrado en un pequeño espacio mientras los invasores disfrutan con total libertad.

Leipzig debe hacerse cargo del 13 por ciento de todos los refugiados que buscan asilo en el estado federal de Sajonia. El propio Estado está obligado a recibir el 5,1 por ciento de todos los nuevos refugiados que solicitan asilo en Alemania.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.