Es lo que no quiere escuchar la izquierda ni los buenistas: con las medidas de Donald Trump este terrorista no hubiera llegado a Europa. Así y todo hemos tenido suerte.


Por Yolanda Couceiro Morín |

Se llama Haisam Sakhanh, tiene 46 años y ha sido condenado a cadena perpetua la pasada semana. Sakhanh se había unido al grupo terrorista Compañía Suleiman a principios de mayo de 2012. Entre otras cosas, se ha sabido que participó en el asesinato de siete soldados sirios.

El grupo terrorista capturó a los hombres durante un ataque a principios de mayo de 2012, y los siete fueron fusilados dos días después, según el periódico Stockholms tingsrätt .

Sakhanh confesó el asesinato, pero dijo que no debería ser procesado porque las sentencias de muerte habían sido firmadas por un tribunal legítimo.

El grupo de Sakanh era parte de la Compañía Suleiman, un grupo rebelde islámico independiente del Ejército Libre de Siria que se formó en 2011 en Siria.

El grupo opera principalmente en la región de Jebel al-Zawiya, y está dirigido por el ex traficante de drogas y militante salafista Abu Suleiman al-Hamawi, según TrackingTerrorism.org .

No hay comentarios:

Publicar un comentario