La primer ministro de Ontario obligada a sentarse sola y en un rincón durante la visita a una mezquita


La liberal Kathleen Wynne, primer ministro de Ontario, fue obligada a sentarse al final del espacio de oraciones mientras visitaba la mezquita que sufrió un ataque el pasado 29 de enero. Durante el ataque fallecieron 6 personas.

Wynne fue humillada por los musulmanes por dos motivos: por un lado es mujer, y como tal no está permitida su presencia en la zona de rezos mientras los hombres hacen sus oraciones. Por otro lado, Wynne es abiertamente homosexual, asunto éste que no gusta nada a los amantes de la sharia, más cercanos a lanzar a los homosexuales desde los tejados que a darles espacio en sus centros de adoctrinamiento.

Según recogía la cadena CIJ en 2015, el imán de la mezquita asistió ese mismo año a una sesión de preguntas y respuestas organizada por el portal Onislam.net. En aquella ocasión, el mismo imán que ha compartido espacio con Kathleen Wynne, Wael Shehab, afirmó que "la homosexualidad es un acto pecaminoso en el Islam", y citó la siguiente fatwa del Dr. Muzammil Siddiqi, presidente de la Consejo fiqh de América del Norte:

Debemos tener en cuenta que los homosexuales ejercen un acto pecaminoso. Debemos tratar con ellos de la misma forma en que tratamos con cualquier persona que es alcohólica o adúltera. Debemos tener repugnancia profunda de sus actos y debemos denunciarlos

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.