El gobierno chino advirtió al de Estados Unidos que está “decidido a defender sus derechos” en el mar meridional de China, después de que el portavoz del presidente Donald Trump afirmara que Washington “protegerá sus intereses” en las aguas “internacionales” de esa zona del sudeste asiático.


El primer choque entre el gobierno de Donald Trump y el del chino Xi Jinping es por las islas artificiales que el gobierno chino construyó en un archipiélago de islotes muy pequeños: las Islas Spratly, de las cuáles la más grande tiene apenas 46 hectáreas y cuya soberanía es disputada por varios países de la región.

Lo cierto es que como afirmaba Stephen Bannon "los chinos están tomando bancos de arena para construir islas artificiales, que no son otra cosa que portaaviones con misiles. Se nos están plantando en la cara, y ya saben lo importante que es esta cara”

En estas imágenes -antes y después- puedes ver qué han hecho los chinos en estos bancos de arena: pistas de aterrizaje y despegue, bases de misiles...







No hay comentarios:

Publicar un comentario