Un somalí que llegó a Alemania como solicitante de asilo ha admitido en declaraciones a varios periodistas lituanos que llegó a Alemania para "vivir del estado de bienestar para el resto de su vida", que no tiene intención de trabajar y que tan pronto como reciba la ciudadanía alemana traerá además a toda su "familia, que consta de diez miembros".

Los periodistas, que trabajan para el portal de noticias más grande de Lituania, Lietuvos Rytas (Mañana Lituana), publicaron la entrevista tras visitar un centro de refugiados en Munich, una zona semi-industrial, donde se alojan 1.200 refugiados llegados de Libia, Somalia y Sudán.

En la información, los periodistas lituanos informaron de su asombro al ver que los refugiados estuvieran dispuestos a admitir públicamente que su intención era la de no trabajar y vivir sólo del estado de bienestar.

"Un somalí me dijo que había decidido quedarse en Munich debido a las generosas ayudas sociales y los buenos servicios públicos", dice la noticia.

En la entrevista con Lietuvos Rytas, se preguntó a un refugiado llamado Abdulah en qué profesión le gustaría trabajar, a lo que respondió que no tenía intención de trabajar, y que cuando obtuviera la ciudadanía alemana traería "inmediatamente a mi familia aquí. Casi no tengo familia. Sólo diez personas. Son mis padres, hermanos y hermanas".

La noticia ha revelado que los invasores reciben comida gratis, capacitación lingüística y atención médica y dental en el complejo donde están alojados, que es un centro de recepción inicial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario