Estas protestas comenzaron aparentemente cuando un joven negro fue agredido por la policía. Pero ahora los musulmanes en Francia están utilizando la agresión para generar más violencia y el caos. Fuera cierta o no la agresión polical, los disturbios no tienen justificación. La civilización europea pende de un hilo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario