A medida que aumenta el número de habitantes de Mosul que huyen de los combates entre los terroristas y las fuerzas militares iraquíes que tratan de recuperar la mitad occidental de la ciudad, las unidades de seguridad han tenido que transportar a estos civiles mientras eliminaban a los infiltrados que intentaban escapar camuflados entre ellos.

En poco más de una semana de ofensiva en el último bastión urbano de los terroristas en Irak, unos 14.000 habitantes han escapado de la ciudad. La mayoría son mujeres, niños y ancianos, pero también hay cientos de hombres jóvenes que tienen que pasar por un filtro de las fuerzas de seguridad.


Un oficial de inteligencia afirma que se había localizado a siete miembros de Estado islámico solo el primer día de control.

La mayoría de los militantes del Estado Islámico mueren en combate. Entre los localizados y detenidos hay algunos de las antiguas repúblicas soviéticas y China.

No hay comentarios:

Publicar un comentario