¿Nos quitarán el trabajo los robots?


Por Yolanda Couceiro Morín |

Vengo alertando desde hace ya bastante tiempo de la posibilidad más que cierta de que los robots pudieran sustituir a los humanos en sus puestos de trabajo. Lo interesante del tema es que en Occidente no parecemos demasiado preocupados por esta posibilidad que ya es real en otros lugares del mundo.

Así, hace unos días, hemos podido acceder a un video viralizado por una empresa china en el que puede observarse como cientos de pequeños robots ordenan y gestionan un enorme almacén de distribución.

Ver Europa o América gestionadas por robots no es algo tan lejano. Los humanos verán como sus trabajos desaparecen como por arte de magia mientras nuestras inútiles autoridades piensan y repiensan como emplear a tanto humano "tonto" que necesita trabajar para poder comer cada día.

Los trabajos de más baja cualificación serán los primeros en desaparecer, precisamente los más numerosos y los que mejor realizan los nuevos "esquiroles" tecnológicos. Pero a medida que avanza la inteligencia artificial y el llamado deep learning, crece también el rango de los trabajos que es capaz de desempeñar un robot. El "desempleo tecnológico" es una realidad.

Los expertos calculan que cada robot sustituirá a 1.000 trabajadores. De momento han reducido el empleo en la población entre 0,18 y 0,34 puntos porcentuales, y han hecho que los salarios caigan entre un 0,25% y un 0,5%. Todo parece indicar que de momento, los robots han ocasionado que se hayan perdido entre 360.000 y 670.000 empleos.

Según un estudio de la Universidad de Oxford, el 47% de los empleos en el mundo estarían en peligro por la robotización.

Bill Gates apunta que "si un robot reemplaza el trabajo de un humano, este robot debe pagar impuestos como un humano", cuestión ésta que abre otro interesante debate, el de la renta básica universal o cómo podrían vivir los humanos sin trabajar mediante una pensión vitalicia que pagaría el futuro ejercito de robots que nos quitará el trabajo.

Interesante dilema.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.