Emma Watson cada vez más "progre", pide perdón por haber nacido blanca


La famosa actriz, Emma Watson, mundialmente conocida por su papel de Hermione Granger en la Saga de Harry Potter, ha caído en el tóxico abismo del progresismo.

Con su nuevo feminismo y antiracismo radical, ha publicado en la página web de su club de lectura, Our Shared Shelf, su reflexión sobre el libro progresista que acababa de leer, “Porqué ya no hablo con gente blanca sobre raza”

Esta radicalización hacia las razas, se debe a que en el 2015, tras declararse feminista, otra feminista negra la criticó por ser una “feminista blanca privilegiada”. Según comentó la misma actriz, entró en pánico al darse cuenta de su realidad.

Para entender lo ilógico de la situación, se debe saber que los progresista siempre están en un constante concurso por saber quien es más “progresista”. O mejor dicho, un concurso para ver quienes arruinan más sus vidas.

En la carta la actriz declaró: “reconocer el privilegio blanco es un proceso interminable para el que la única conclusión es el suicidio”.

El feminismo radical ha calado tanto en la personalidad de Emma Watson, que hasta su aspecto físico se ha deteriorado considerablemente.

0 comentarios