La islamización de Europa en sus nombres: Mohammed es el tercer nombre más popular para los recién nacidos durante 2017 en Viena


A nadie se le escapa ya que el aumento de población musulmana crece cada día, y con ese aumento, crecen también los nacimientos dentro de las familias musulmanas. Este crecimiento ha hecho que el nombre "Muhammed" y sus variantes de escritura ocupen por primera vez el tercer lugar en la lista de los nombres más populares de bebés varones nacidos en Viena en 2017.

El diario austriaco Kronen Zeitung publicó las estadísticas de los nombres de los bebés varones del 2017 con "Muhammed" subiendo al tercer lugar, justo detrás de nombres tan tradicionales como "Alexander" y "Maximilian".

Con fines estadísticos, las diferentes formas de deletrear el mismo nombre se agruparon, por lo que Muhamed, Muhammet, Mohamad, Muhammad y Muhammad fueron considerados el mismo nombre, como lo fueron Elías, Elijah y Eliyas.

Para los nombres de las niñas, Sophia, Sara y Anna son las más populares.

Los nombres de bebés más comunes son un indicador de cambio cultural en Europa. En 1968, por ejemplo, los nombres más comunes de las niñas eran Sabine, Claudia y Petra, y los nombres más comunes de los niños eran Thomas, Andreas y Christian. En los años de la posguerra, Franz, Peter y Karl encabezaban la lista de nombres de niños, mientras que Christine, Brigitte y Elisabeth eran los nombres de las niñas más populares.

En Austria, la noticia es especialmente significativa, dada la historia multisecular de enemistad entre el Imperio austro-húngaro y la de los turcos otomanos.

En septiembre de 2016, el arzobispo católico de Viena, el cardenal Christoph Schönborn, declaró que el objetivo último de muchos musulmanes es la conquista de Europa: "Europa está a punto de perder su herencia cristiana", dijo Schönborn, agregando que esta pérdida "no es solo económica, sino sobre todo humana y religiosa".

"¿Habrá una conquista islámica de Europa?", Preguntó el cardenal durante una homilía en la catedral de San Esteban. "Muchos musulmanes quieren eso y dicen: 'Europa ha llegado a su fin'".

Las declaraciones del Cardenal tuvieron una importancia aún mayor porque las realizó en la celebración de la fiesta católica del "Santo Nombre de María", que fue instituida en gratitud por la liberación de Viena de los turcos otomanos.

La Batalla de Viena, entre las fuerzas cristianas aliadas y los 90,000 invasores islámicos, se libró el 11 y 12 de septiembre de 1683 y marcó el punto de inflexión en la lucha de 300 años contra el Islam en Europa.

0 comentarios