2.500 temporeras marroquíes de la fresa en Huelva no regresaron a su país


Un grupo de 2.500 temporeras marroquíes enviadas a trabajar en la campaña de la fresa y el fruto rojo en Huelva no regresaron a su país y se quedaron ilegalmente en España, informaron de fuentes cercanas a la organización de esta operación conjunta hispano-marroquí.

En total, este año viajó a España una cifra "récord" de 15.000 temporeras (todas mujeres) de forma escalonada y con el compromiso de retornar a Marruecos una vez terminado el trabajo, pero 2.500 -es decir, el 17% del total- optaron por no regresar a su país.

En principio, las condiciones para conseguir el contrato en España eran ser mujer menor de 40 años, casada y con hijos menores de 14 años a su cargo, todo ello pensado precisamente para disuadir de la tentación de dejar su país atrás y quedarse en España.

Sin embargo, y según reconocieron varias fuentes españolas y marroquíes que asistieron al proceso de selección, la tardanza en lanzarse la operación y las prisas con las que se seleccionó a las candidatas y se preparó su viaje, hizo que esas condiciones se relajaran y finalmente fueran seleccionadas mujeres de todas las edades, solteras o divorciadas, y con frecuencia sin hijos.

Algunos casos fueron flagrantes, como el de varias las mujeres que, nada más poner el pie en Algeciras, un coche las estaba esperando y huyeron sin haber recogido una sola fresa, para pasar a la ilegalidad.

0 comentarios