La delincuencia de jóvenes magrebíes le cuesta anualmente al Gobierno vasco lo equivalente a construir un nuevo Museo Guggenheim: supone el 55% de los crímenes de Bilbao


Al Gobierno vasco le cuesta más de 60 millones de euros anuales el mantenimiento de los jóvenes magrebíes que residen en la comunidad. Euskadi es la región española con más centros de acogida para estos menores. Cada año llegan al País Vasco una media de 700 menores de esta procedencia.

La estancia en estos centros cuesta 3.000 euros al mes por cada joven. La mayoría de estos adolescentes abandonan el centro cuando cumplen la mayoría de edad y el Gobierno autonómico les facilita una ayuda de casi 1.000 euros.

La población actual de jóvenes magrebíes alcanza los 7.000 individuos (entre los 18 y los 29 años), que se benefician de una ayuda de 640 euros más el complemento de 250 euros para vivienda.

Las fuentes consultadas por El Confidencial Digital aseguran que anualmente los gastos ascienden a 60 millones de euros (10.000 millones de pesetas), lo que supondría construir un Museo Guggenheim cada año.

El PSE y los partidos separatistas consideran que los magrebíes que llegan al País Vasco constituyen una verdadera oportunidad. Sin embargo, los datos que maneja la Guardia Civil muestran que el 55% de los crímenes que se producen en Bilbao los cometen estos jóvenes. Además, añaden que son los responsables de casi el 90% de las denuncias por violaciones.

0 comentarios